[ÚLTIMAS CRÍTICAS] [DRAGSTER-WAVE.BLOGSPOT.COM.AR]

lunes, 8 de septiembre de 2014

CRÍTICA RELATOS SALVAJES (2014) . POR MATÍAS OLMEDO

SISTEMA DE CALIFICACIÓN: ☆ MALA BUENA MUY BUENA EXCELENTE



Directamente desde Argentina, Relatos Salvajes es una serie de historias cortas llenas de cinismo, acercándose a la ira fácilmente engendrada por el mundo moderno y su estrés diario. La aglomeración de estas historias resulta gratificante y digna de ver, por el simple hecho de que es interesante ser espectador de los distintos niveles de decadencia humana expresados de una forma agradable, cruda y eficaz.

La película, o conjunto de relatos propiamente dicho, comienza con una escena apertura extraordinaria, es en si misma un momento de antología. La consecuencia de las graves faltas que cometieron en un pasado los pasajeros de un avión, y el sketch que juega con las coincidencias, a través de diálogos llenos de aspereza humana que dan lugar a que el público este de acuerdo con una víctima que nunca termina de ver. Todo esto, empleado en un tiempo que aprovecha a ofrecer su buena cuota de humor negro, nos hace dar cuenta de que la estructura de los escenarios es sencilla; simplemente basándose en la posible y deseada revancha de todos los que han sufrido la traición, la humillación o la injusticia.

Desde venganzas orquestadas a otras más espontáneas, siempre se deja en evidencia toda la pequeñez del ser humano y su sadismo reprimido que surge a través de un escenario de estrés. Si vamos al caso, todos hemos sido reprimidos por distintas situaciones; y esa termina siendo la premisa de Relatos Salvajes, ¿qué pasaría si, mientras se es víctima de la injusticia o la humillación, dejamos que nuestros instintos violentos tomen las riendas en el asunto?. Las barreras legales y sociales podrían ser fácilmente cruzadas, colocando la paz social muy lejos.

Producida por Pedro Almodóvar, Relatos Salvajes le permite a sus personajes superar los límites de la razonabilidad y de estallar con total impunidad. Es el caso de una camarera enfrentando a aquel que provocó el suicidio de su padre, dos conductores que se insultan entre sí (sin duda la escena más lograda de salvajismo extremo), de un hombre cuyo vehículo fue retirado por una grúa, un marido cuya mujer fue atropellada por un conductor ebrio, y una novia que se da cuenta en su boda que fue engañada. La película brilla y todavía se de el lujo de llevar un subtexto al hecho de que la violencia puede ser tanto moral como física. Su director, Damian Szifron, recalca en su película las consecuencias de la tendencia a actuar según el propio criterio y no de acuerdo al de los demás, de un individualismo extremo, arreglos fáciles con la moral, la desigualdad de la riqueza y la corrupción generalizada.

Como conclusión, Relatos Salvajes es una comedia con toques de humor muy negro, ofreciendo una triste parábola sobre el estado de la sociedad argentina, pero ofrece una simpática esperanza en su final. Pecado seria no dar mención a Gustavo Santaolalla, hombre siempre tan profesional que supo como aumentar la tensión y desolación en esta gran obra del joven Szifron. Disfrutarla, simplemente eso.

Mi Calificación es: