[ÚLTIMAS CRÍTICAS] [DRAGSTER-WAVE.BLOGSPOT.COM.AR]

sábado, 29 de noviembre de 2014

CRÍTICA NIGHTCRAWLER (2014) . POR MATÍAS OLMEDO

SISTEMA DE CALIFICACIÓN: ☆ MALA BUENA MUY BUENA EXCELENTE

[Primicia Mortal] Conozcan a Lou Bloom, un simpático y lúgubre antihéroe con un espeluznante apetito por triunfar en el mundo. Una excelente película que nos ofrece una reflexión inquietante y oscura.

Sinopsis: Ambientada en el bajo mundo nocturno de Los Ángeles. Lou Bloom, un joven impulsado en su búsqueda de trabajo, descubre el inquietante mundo del periodismo criminal, en donde reporteros independientes filman accidentes, incendios y asesinatos, un peligroso reino donde cada sirena es igual a un posible golpe de suerte y las víctimas se convierten en dólares y centavos.

Nightcrawler es la primera película de Dan Gilroy como director, no obstante no es alguien nuevo en el cine. Este hombre se ha dedicado solamente a escribir guiones desde principios de 1990, labor que ha pasado sin pena ni gloria hasta su gran paso a la dirección. Gilroy se atrevió a ir un poco más allá, marcando debut con una atrevida critica a las noticias y al entretenimiento.

Lou Bloom es, quizás, uno de los personajes más inquietantes que ha surgido del cine moderno. La actuación de Gyllenhaal como un sujeto obsesivo que toca sus lados psicóticos, es absolutamente increíble. Su apariencia aterradora hipnotiza apenas lo vemos en la pantalla (mejillas pálidas y hundidas, los ojos saltones, el pelo despeinado y su dudosa sonrisa). Su soledad y sus ambiciones egocéntricas por triunfar emanan a través de una perfecta y soberbia actuación de Gyllenhaal.

El resto del reparto que lo acompaña también se destaca brillantemente. Esencialmente, otros dos personajes principales: Nina (Rene Russo), como una productora que muestra despiadadamente contenido violento, rozando el gore; y Rick (Riz Ahmed), un hombre sin hogar que se convierte asistente de Lou. Estos dos al desarrollar una relación con el personaje de Gyllenhaal propician una tendencia sociópata que crece progresivamente, con sus inminentes consecuencias.

La obsesión por sentirse alguien es un factor muy importante en esta película, es la motivación completa y única de Bloom. Al verlo es como ver a un fanático que desborda morbosidad, excentricismo y vulgaridad. Él se mete de lleno en el mundo de los medios de comunicación y juega de manera cínica con su entorno, a tal nivel que su audacia produce interés y motivación por parte de las estaciones de noticias locales.

Llena de suspenso, sombría, y a menudo sorprendentemente divertida, Nightcrawler es un debut con estilo para Gilroy y otro escalón arriba para Gyllenhaal, actor que continua su serie de excelentes actuaciones ( Prisoners, Enemy, End of Watch). Tiene puntos en común con la reciente Gone Girl de David Fincher,  ambas ofrecen una aguda crítica a aquellos que promueven noticias sensacionalistas, plasmando sin temor esa mentalidad de "hacer lo que sea necesario". Nightcrawler no apunta en contra de la idea de trabajar duro para alcanzar  metas, pero Gilroy aparentemente quiere asegurarse de que no perdamos nuestra humanidad en el proceso.

El impacto de lo que vemos no se efectúa solamente a través del gran trabajo de los actores. Las tomas de ciertos paisajes de Los Ángeles por la noche son increíbles a la vista, y las luces destellantes y movimientos estáticos a crean la sensación de una ciudad de zombies cuya atmósfera se vuelve siniestra cuando el Sol se esconde. La moral se pierde en la noche y la degradación de la ciudad se hace evidente. Gran trabajo del galardonado director de fotografia Rober Elswit.

La banda sonora compuesta por James Newton Howard complementa el tono cada vez más oscuro en el que cae Nightcrawler. Comienza con un ritmo alegre y motivador pero cuando Bloom experimenta ciertos cambios morales, el ritmo toma un camino escalofriante (a pesar de que él ya es un personaje extraño al principio de la película, todavía sin inmutarse). Luego, poco a poco la música evoluciona hacia tonos más ominosos y traza el descenso de Bloom a extremos obsesivos, cuando su ya cuestionable brújula moral comienza a apuntar hacia direcciones que solo él parece conocer.


Como Conclusión, Nightcrawler es excelente en lo que hace. Su representación retorcida y subversiva de las relaciones modernas de Estados Unidos con los medios de comunicación, el escándalo, y la avaricia proporcionan gran material para la reflexión. Es una experiencia emocionante y cinematográficamente intensa.

Mi Calificación es: 4 de 4 estrellas.