[ÚLTIMAS CRÍTICAS] [DRAGSTER-WAVE.BLOGSPOT.COM.AR]

viernes, 5 de diciembre de 2014

CRÍTICA ÉXODO DIOSES Y REYES (2014) . POR MATÍAS OLMEDO

SISTEMA DE CALIFICACIÓN: ☆ MALA BUENA MUY BUENA EXCELENTE

Sinopsis: Aventura épica que narra la historia de Moisés (Christian Bale) un hombre cuyo coraje desafió a un imperio cuando se rebeló contra el todopoderoso faraón Ramsés (Joel Edgerton), liberando a 600.000 esclavos en una épica huida a través Egipto, llena de peligros y mortíferas plagas, en busca de la Tierra Pometida.

2014 ha sido un año de superproducciones bíblicas. Darren Aronofsky nos trajo a Russell Crowe en una versión polémica y cuestionable del famoso Noé. Ahora Ridley Scott nos trae a Christian Bale como Moisés, un hombre utilizado por Dios para liberar a millones de hebreos de la esclavitud.

El veterano director británico ha hecho algunas grandes películas que añadieron lindos rasgos al cine: Blade Runner, Alien, Thelma y Louise y Gladiador; críticas mixtas pero éxitos comerciales las últimas 3 en el día de su estreno. Es una filmografía que inspira respeto, aunque han habido tropezones, tal vez un poco más a menudo en los últimos tiempos.

Apuntando a un tono más oscuro que el de la película de Cecil B. DeMille, Scott ve la historia del líder hebreo como una historia de redención y desafío, pero también una en el que las acciones de Dios son más determinantes. Hay un montón de territorios temáticos y emocionales que valen la pena explorar en Éxodo, pero se siente como que el director tímidamente solo se atreve a tocar ciertas puntos. Sin embargo, con el tono sombrío de la película se permite crear una bien lograda impresión de que Moisés y Ramsés están luchando en medio de un drama moral reflexiva.

Hay algunos cambios a la hora de expresar situaciones, pero el relato bíblico está vigente. Desde un nuevo angulo y más en contexto histórico, estos aportes se han hecho evidentemente para redondear - en tono de respeto - un poco más la historia de Moisés. El libro de Éxodo tiene uno que otro salto temporal en la historia de este icono bíblico. Lo bueno es que de hecho, la trama se enriquece con estos leves añadidos, dotándola de tensión y sorprendiendo con una historia magnifica pero ya conocida.

Retratar a Dios en la pantalla no es una cosa fácil, y no hay una forma correcta de hacerlo porque no se sabe que aspecto tiene. El guión - de Adam Cooper, Bill Collage, Jeffrey Caine y Steven Zallian- eligió el camino de expresarlo con un personaje interpretado por Isaac Andrews, un niño de 11 años de edad que consigue transmitir muchas emociones cuando se relaciona con Moisés (juguetón, sabio, enfadado). No hay nada malo en particular con sus escenas, solo arroja oportunamente un nuevo punto de vista sobre como Moisés siente y ve a Dios. La relación de ellos no es fácil, pero mientras avanza la película va tomando forma/y fortaleciendo una amistad fundamentada en la perseverancia, el cariño y por sobre todo el respeto. Moisés no era un hombre fácil de tratar - duro y a veces rebelde -  pero Dios lo conocía, dando por hecho que Él utiliza a quien sea para sus propósitos.

Situando al protagonista, Éxodo es un testimonio de la presencia dominante de Bale que logra vender todo lo que se le entregue. En lugar del héroe modelo, Moisés es retratado como un hombre modesto pero honrado. El actor logra destacarse en discursos apasionados y más aún cuando se le da por llevarle la contra a la sabiduría de Dios, como un intento de cuestionar -bajo su punto de vista- la supuesta infalibilidad del ser divino.

Bale no recibe la ayuda que se espera de sus compañeros de reparto, si bien lo hacen, se siente como que están encadenados a papeles a medio opacar. Como Ramsés, Edgerton esta muy bien pero podría haber demostrado más pizca de carisma. Este rey malcriado y egoísta no es lo suficientemente cobarde/miserable como para generar pleno rechazo. Los muy correctos personajes secundarios están conformados por grandes actores como Ben Kingsley, Aaron Paul y el cameo de Sigourney Weaver.

La película tiene planos visualmente impresionantes. Hay escenas de los ejércitos en movimiento que me dejan sin aliento. Las plagas se detallan al máximo mimo, confrontando de manera implacable. Ninguna versión anterior ha sido capaz de igualar en escala las distintas plagas de Egipto, y es sin duda vista en vívido detalle. Ellas vienen una tras otra en rápida sucesión, y realmente te dan una sensación de horror y devastación. Una advertencia acerca de la arrogancia, directa para aquellos simples mortales que piensan que son dioses.

La banda sonora compuesta por Alberto Iglesias hace un trabajo muy notable pero no se esperen algo a lo Gladiador. Este hombre apunta más a lo que se es de esperar en películas de esta temática. Díganme ustedes si este soundtrack tiene o no el porte para transmitir emociónes. Lo tiene y de sobra.



Como Conclusión. Éxodo no es perfecta ni menos la mejor película de Ridley Scott, pero merece ser vista por como expresa lo escrito en la biblia. Es oscura, entretenida, audaz, permite la reflexión, y es por momentos conmovedora. Christian Bale vuelve a entregarse, brillando como de costumbre.

YO SOY.

Mi Calificación: Muy buena.