[ÚLTIMAS CRÍTICAS] [DRAGSTER-WAVE.BLOGSPOT.COM.AR]

viernes, 16 de enero de 2015

CRÍTICA FURY (2014). POR MATÍAS OLMEDO

SISTEMA DE CALIFICACIÓN: ☆ MALA BUENA MUY BUENA EXCELENTE

En la guerra,  la mejor oportunidad para salvar tu vida está al entregar tu humanidad.

Sinopsis: Abril de 1945. Al mando del veterano sargento Wardaddy (Brad Pitt), una brigada de cinco soldados americanos (incluyendo a Logan Lerman, Michael Peña, Jon Bernthal, Shia LaBeouf) a bordo de un tanque llamado Furia ha de luchar contra un ejército nazi al borde de la desesperación, pues los alemanes saben que su derrota estaba ya cantada por aquel entonces.

Preguntarse si la guerra es un infierno no es nada sorprendente pero ¿por qué algunas personas ingresan voluntariamente en ese infierno?¿Por qué algunas asumen llevar esa carga tan pesada? Estas son preguntas difíciles, pero en cierto modo, las más importantes.

Fury es un proceso que muestra la transformación de una persona (Logan Lerman) en una máquina de matar. Un joven llamado Norman que pasa de preferir su propia muerte en lugar de ser obligado a matar, a caer en una violencia tan enérgica como catártica para si mismo.

Su director David Ayer, para hacernos una fuerte idea de esta transformación, nos presenta la decencia misma como una especie de código, un código propio que también tiene la Guerra para ejecutar con habilidad y eficiencia la destrucción de otros seres humanos. Es que en la guerra,  la mejor oportunidad para salvar tu vida está al entregar tu humanidad.

Gracias al plus fotográfico a cargo Roman Vasyanov. todas las escenas están enfocadas con mucha bravura, mostrando momentos angustiosos derivados de la misma lógica interna de cada personaje, algo espantosamente claro. El tanque Furia puede estar matando nazis, pero el verdadero antagonista es la guerra misma. Los nazis finalmente pueden ser derrotados; la guerra se ve y se siente como un enemigo invencible.


El guion escrito por Ayer sorprende al dar argumentos a favor y en contra de la guerra como le es debido. Es decir, permite que aquellos que representan a diferentes filosofías reconozcan y empaticen con los demás contrarios. Con frecuencia, los pacifistas en contra de la violencia no pueden reconocer la nobleza del soldado que se convierte en un peón involuntario. Y otros que en la prisa para honrar a los militares y defender el uso de la fuerza, muchos olvidan que los ideales pacifistas son contradictorios en el campo de batalla, y que son una parte de la civilización del soldado que arriesga su vida por motivos a medio aclarar.

Es raro ver una película de guerra encarando con soberbia la ambigüedad y la duda. Tenemos a los ideales pacíficos de Norman que son una amenaza para la seguridad del grupo, y son tratados como tales; Y al Sargento Wardaddy (Brad Pitt) que a medida que avanza el film reconoce cada vez más que la guerra ha deshumanizado a sus compañeros y es que, a pesar de sus mejores esfuerzos también lo ha deshumanizado a él.

Brad Pitt es quizás una de las estrellas más subestimadas en estos últimos tiempos; su personaje puede distraernos de lo inmensamente talentoso y consistente que es. Él está muy dotado en el uso de la voz y la búsqueda de los ritmos y cadencias del discurso de un personaje como pocos. Refleja la imagen de un hombre que ha dejado las mejores partes de su naturaleza empañadas por la guerra.

Logan Lerman no se queda atrás a la hora de mostrarnos un personaje completo con tintes de inocencia y debilidad, el mismo es una representación de los jovenes soldados - tanto estadounidenses como alemanes - que son victimas del contexto. Por otro lado, el muy difícil de digerir Shia LaBeouf cumple un rol secundario con bastante decencia. El resto del reparto lleva un nivel bastante bueno, entre ellos Jon Bernthal y Michael Peña cuyos actos son más que cuestionables.

Como Conclusión: La violencia de la guerra es terrible y espantosa, tanto cuando lo vemos en tiempo real y cuando vemos sus efectos posteriores. Fury ha sabido mostrar con acierto cada rasgo y cara de la misma, profundizando y rematando con gran contenido ambiguo de ramas filosóficas.

Mi Calificación es: 3 DE 4 ESTRELLAS