[ÚLTIMAS CRÍTICAS] [DRAGSTER-WAVE.BLOGSPOT.COM.AR]

sábado, 17 de enero de 2015

WHIPLASH (2014) . POR MATÍAS OLMEDO

SISTEMA DE CALIFICACIÓN: ☆ MALA BUENA MUY BUENA EXCELENTE

Una historia de sacrificio, de determinación personal, y de la búsqueda inútil de tratar de obtener la aprobación de las personas cuando estas podrían no estar dispuestas a darla.

Sinopsis: El objetivo de Andrew Neiman (Miles Teller), un joven y ambicioso baterista de jazz, es triunfar en el elitista Conservatorio de Música de la Costa Este en el que estudia. Marcado por el fracaso de la carrera literaria de su padre, Andrew alberga sueños de grandeza. Terence Fletcher ( J.K. Simmons), un profesor conocido tanto por su talento como por sus rigurosos métodos de enseñanza, dirige el mejor conjunto de jazz del Conservatorio. Cuando Fletcher elige a Andrew para formar parte del conjunto musical que dirige, cambia para siempre la vida del joven.

Whiplash es una obra que pasa la mayor parte de su flote estimulando y borrando cada cliché sentimental del género inspirador sobre maestros. Más Full Metal Jacket que de Dead Poets Society, es una épica batalla de voluntades entre dos artistas fanáticos, con uno haciendo todo en su poder para ser dolorosamente el maestro existencial del otro. Es una película de música rara que no se centran en las alegrías liberadoras, sino en el puro castigo y las dificultades del arte: la sangre, el sudor, las lágrimas, y disciplina loca que requiere de aquellos que buscan triunfar en este campo altamente competitivo. Como si fuera poco, muchas veces uno no puede hacerse del apoyo de terceros (familia, amigos, etc) porque simplemente no comprenden ni ven lo que uno tiene como meta, entrando en un largo sube y baja de emociones. Es duro.

Con precisión, su director y guionista Chazelle sincroniza los ritmos de edición con un gran pulso acelerado. La ansiedad es el clímax de la película, es más, la mayoría de los estudiantes de la clase de Fletcher son músicos reales, y su estrés parece muy auténtico. El Jazz no es "divertido" para los personajes de la película; es una corona de espinas.

El estudio intensivo de su guion complace, y sus motivaciones creativas inspiran para que todos nosotros nos esforcemos para ser el mejor en algo. Se nos plantea hasta qué punto estamos dispuestos a ir a triunfar en una habilidad o talento que creemos que tenemos, y luego se pregunta por qué no estamos dispuestos a ir aún más lejos que eso.

Simmons - quien ha sido casi siempre un actor secundario - es deslumbrante, sus cambios de humor sado-pedagógicos juegan con la cabeza del espectador tanto como las de sus alumnos. Teller es apenas menos deslumbrante pero alcanza a transmitir todos los sentimientos de un joven que quiere ser alguien, sufriendo mucho y arriesgandolo todo en el intento. El talento del actor ha sido malgastado últimamente por Hollywood, pese a que es excelente; una grave subestación. 

Como Conclusión.
Whiplash es conmovedora, compulsiva y terriblemente divertida. Un retrato exacto de la vida y de los tiempos en los colegios de música de gran prestigio. Desde The Facebook que no hemos podido ver un estudio de personajes tan áspero e inteligente. Simplemente una grata sorpresa.

Mi Calificación es: 4 DE 4 ESTRELLAS