[ÚLTIMAS CRÍTICAS] [DRAGSTER-WAVE.BLOGSPOT.COM.AR]

viernes, 3 de abril de 2015

CRÍTICA RÁPIDOS Y FURIOSOS 7 (2015) . POR MATÍAS OLMEDO

SISTEMA DE CALIFICACIÓN: ☆ MALA BUENA MUY BUENA EXCELENTE

El cineasta James Wan - Juego del miedo , Insidious , El Conjuro - consiguió su debut en el genero de acción con un gran presupuesto, un proyecto que resultó imponer algunas exigencias. Una de las estrellas que fundó la franquicia, Paul Walker, murió a mitad del rodaje en un accidente de tráfico sin relación con la película.

La producción tuvo que parar, luego se reanudó. Muchas re-escrituras y estrategias que permitieron que el personaje de Walker - Brian O'Conner - pudiera seguir en plan despedida (homenaje) de la franquicia. Se utilizó material antiguo, dobles que incluían a los hermanos de Walker mientras el CGI hacia el resto.

Su historia despedida se ha gestionado bien en su conjunto, los cineastas han encontrado una manera apropiada y bien calculada para despedir al actor y al personaje. Si han encontrado el momento adecuado para tomar la serie en una octava entrega es otra cuestión.

A principios Fast 7, la fantasía e inocencia del hijo de Brian O'Conner juega con hacer planear su auto de juguete; Al final, como cual profecía, las escenas de automoción aéreas se terminan convirtiendo en parte del paisaje de esta película. Los automóviles circulan a través de los edificios y entre los rascacielos como Pedro por su casa, se lanzan en paracaídas de los aviones, caen por acantilados, chocan de frente a altas velocidades sin importar el evidente riesgo de muerte. La gran inverosimilitud es entretenida, pero se siente como si nada estuviera realmente en juego, todo el mundo tiene nueve vidas. En el medio para equilibrar, se nos da ráfagas cómicas forzadas pero divertidas (Tyrese Gibson hace buen trabajo), breves gestos de contemplación y un cameo de... Romeo Santos.

El resto de la película es, como de costumbre, sobre un tipo duro Deckard Shaw (Jason Statham) que quiere vengar a su hermano. También hay un enrevesado argumento que implica un programa informático letal que todo el mundo quiere tener en sus manos, incluyendo a un insípido agente del gobierno y a un terrorista somalí. Luego ustedes ya saben, Toretto y su equipo toman varios coches para desafiar una vez más la gravedad.

Lo único realmente destacable son las escenas aisladas que nos van centrando en el personaje de Paul Walker y Jordana Brewster, escenas que concluyen casi a su final con un emotivo adiós. Una pena que no puedan sostener los 137 minutos de duración.

Lamentablemente creo que Fast & Furious 7 no va a sorprender a los recién iniciados, tampoco a los viejos seguidores que conocen todo sobre sus personajes y contexto. Su trama es tediosa, sobre todo debido a una extraña aura por parte de Diesel. Él es la parte más lenta de esta séptima entrega, su voz se vuelve más somnolienta, sus intentos de poner cara de seriedad son angustiosamente prolongadas. Tampoco la franquicia confirma a un gran enemigo. Jason Statham es una estrella de acción que da vida a un villano que no tiene el suficiente peso y seriedad para este tipo de papel, una pena que no haya pensado lo mismo el director.

Lo bueno: La despedida a Paul Walker - El final - Los créditos - Tyrese Gibson - Algunas tomas dentro de todo entretenidas.
Lo malo: Que dejaron de ser corredores callejeros para convertirse en viajeros internacionales que participan en secuencias de acción absurdas y hazañas escandalosamente imposibles - Roza lo ridículo - Personajes que se han convertido en caricaturas - Toretto el inmortal - Su villano - Trama enredada con resolución tosca y ruidosa.

Mi Calificación es: 1 ESTRELLA Y 1/2 DE 4